Blogia
L a P e d r @ d a

El Grupo de Observadores Internacionales denuncia "coacción" y "presiones patronales" para firmar el revocatorio contra Chávez

El Grupo de Observadores Internacionales denuncia "coacción" y "presiones patronales" para firmar el revocatorio contra Chávez Servicio Informativo "alai-amlatina" / Rebelión

Informe del Grupo de Observadores Internacionales Nosotros, un grupo de 52 intelectuales, parlamentarios/as, líderes sociales, comunicadores/as, y otras personas, de 35 países del mundo, hemos concurrido a Venezuela con el objetivo de observar el proceso de recolección de firmas, obtenidas, entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre del 2003, por la oposición venezolana, con el propósito de agilizar su solicitud de revocatoria de mandato del Presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

Luego de la observación realizada en distintos Estados del país, aportamos a continuación nuestras opiniones. Ante todo, señalamos la importancia de esta innovadora práctica democrática en el desarrollo de instrumentos para el ejercicio participativo de democracia en el mundo y en la región.

Nuestro primer señalamiento consiste en subrayar la voluntad política expresada por el Estado venezolano al facilitar la realización de la recolección de firmas, proveer las garantías de seguridad, respetar e incentivar el ejercicio del derecho a la participación política del conjunto de la ciudadanía y, en concordancia con la Constitución, facilitar un espacio democrático para la expresión de la libertad de pensamiento y la expresión del disentimiento.

En las mesas de recolección observadas denotamos su carácter pacífico, la claridad en los materiales proveídos por la Consejo Nacional Electoral y un adecuado nivel de información sobre el proceso tanto por parte de quienes colectaban las firmas como de los y las observadoras nacionales. Sin embargo llamaron nuestra atención los siguientes aspectos:

1. En la casi totalidad de las mesas visitadas(1) constatamos la existencia de documentos paralelos a los definidos por el Consejo Nacional Electoral, cuyo propósito no ha sido aclarado por la Coordinadora Democrática:

A) Tarjeta en la que la persona debe identificarse y estampar su huella como mecanismo no oficial de comprobación de su participación en este proceso.

B) Pequeños papeles no oficiales, identificatorios de la identidad de la persona, el número de mesa y de planilla.

2. Observamos la existencia de sistemas de cómputo y base de datos en lugares públicos o privados cercanos a las mesas, de carácter paralelo, que se mantenían en lugares privados y que podrían suplantar el rol de la Comisión Nacional Electoral.

3. A pesar de la claridad en la documentación para la recolección de firmas, elaborada por el Consejo Nacional Electoral, que destinaba la Planilla A para la recolección fija (en las mesas) y la Planilla B para la recolección itinerante (en principio destinada a las personas sin posibilidad de desplazarse), notamos una inversión de las primeras planillas para el segundo propósito. Eso pudiera convertir la visita domiciliaria en una forma de recolección masiva que no puede ser observada según lo previsto.

4. En todas las mesas visitadas hemos recibido testimonios de personas que han sido objeto de distintas formas de presión.

Si estos elementos fueran confirmados, podrían acarrear serías dudas sobre el libre ejercicio de la firma.

5. Pudimos observar con asombro que los lugares autorizados por el Consejo Nacional Electoral en los cuales se instalarían las mesas de recolección de firmas, fueron movidos de dirección sin la consulta debida al máximo órgano electoral. Eso dificultó, tanto a nosotros como a los observadores nacionales, la correspondiente observancia y supervisión del proceso participativo, y en consecuencia consideramos que dicho acto podría poner en duda los resultados finales.

Caracas, 30 de noviembre de 2003

Nota:

(1) Zonas visitadas: Vargas, Dtto. Capital y Miranda.

--------------------------------------------------------------------------------
Abandonados a la buena de dios pacientes del Hospital Central de Valencia
Isrrael Sotillo

Los pacientes del Hospital Central de Valencia están en peligro de perecer por falta de atención y de medicamentos.

Las autoridades de INSALUD, hace varios días que no dotan a los distintos departamentos asistenciales (Medicina de Adultos y de Niños, así como a la emergencia) de las medicinas necesarias.

La directora, Doctora María Alvarado, se ha dedicado en estos últimos cuatro días a recoger firmas en el propio hospital acompañada por dirigentes sindicaleros, los mismos qiue resultaron derrotados en las últimas elecciones efectuadas en el mes en curso.

Prácticamente han obligado a los pacientes de la mal llamada Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera a firmar, y si se rehusan a hacerlo, no son atendidos como corresponde.

Tanto los médicos como las enfermeras están amenazados con ser despedidos en caso de que le den información a la prensa. Los periodistas tienen prohibida la entrada a este centro hospitalario. ¿Qué ocultarán?

Acarreo de firmantes y ola de rumores en Carabobo. Nerviosismo y espíritu de fraude

Nerviosismo y espíritu de fraude caracterizaron el ambiente de la tercera jornada de recolección de firmas en Carabobo. Los sectores agrupados en la Coordinadora Opositora al verse despreciados por la población electoral desplegaron una vieja táctica, propia de la conducta adeca de años pasados: acarreo de personas por todo el estado para que firmen dos y hasta tres veces.

Los contrarios de Chávez fueron desplegados en unidades de la Operación Alegría y en lujosos vehículos desde los barrios del sur valenciano hasta el Municipio Naguanagua y desde el norte de la ciudad hasta las zonas populares.

Esta práctica generó que los observadores del Bloque del Cambio se negaran a firmar las actas respectivas, y a que levantaran informes acerca de esta irregularidad, pues, consideraban que más que el derecho a firmar en cualquier centro de recolección del Estado, lo cual era legítimo, había una repetición en el ejercicio de ese derecho, ilegítimo por lo demás.

Bajo el argumento de que se les habían agotado las planillas de inscripción, Proyecto Venezuela, principal factor de la Coordinadora en la región, inició una verdadera ofensiva que originó algunos conatos de violencia y el despliegue inmediato de la Guardia Nacional para aplacarlos, así sucedió, tanto en Carabobo, Municipio Libertador, como en la Escuela Peñalver del centro de Valencia.

En horas de la noche circuló un rumor en Naguanagua de que el General Rangel, comandante del Fuerte Paramacay, se había alzado contra el gobierno, lo cual hizo que varios militantes bolivarianos se pusieran en estado de alerta y se movilizaran hasta las instalaciones del cuartel militar y comprobaran que era eso, sólo un rumor.

De otro lado, la presencia en Valencia de Enrique Medina Gómez, Nestor González González, Pedro Soto y de Mikel de Viana, golpistas a todas luces, los tres primeros, e ideólogo de la derecha venezolana, el último de los nombrados, generó preocupación en la militancia bolivariana: "Qué buscan estos señores fascistas en Carabobo", se preguntaban. Pues, asocian una componenda con Salas Römer y esta gente, para dirigir desde aquí el llamado Plan B de los sectores antidemocráticos que conspiran contra la Revolución Bolivariana.También ha llamado poderosamente la atención la presencia de unidades de la empresa telefónica CANTV, en los centros de recolección de firmas. Una Misusbichi 2000, sin placas y con las siglas 3807, estuvo estacionada desde tempranas horas del día, hasta aproximadamente, las 10 de la noche de este domingo, muy cercana a la Escuela Pública Peñalver en el casco antiguo valenciano.

Por su parte, el gobernador Salas Feo anda enojado porque muchos de los miembros de la Policía estadal firmaron a favor del bolivarianismo la semana pasada y se han negado a firmar en contra del Presidente Hugo Chávez Frías en el llamado reafirmazo. Dice haber filmado videos donde varios de ellos aparecen firmando; no se descartan que sean despedidos. El viernes pasado estuvo en la sede policial de la Navas Spínola, exhortando a sus empleados para que fueran a firmar, nos cuentan que tenía cara de bravo.

Resulta ser que los números no le cuadran por ninguna parte. En la medicatura de Los Guayos, adscrita a INSALUD, institución dirigida por el gobernador Salas, se le está negando la atención médica a los chavistas, así como cualquier traslado de éstos en las ambulancias de Operación Alegría a los grandes centros de salud. Por cierto, que en Los Guayos nos denunciaron que en la Prefectura ubicada en los predios de la Plaza Bolívar, está funcionando un verdadero "teatro de operaciones" de la oposición.

Como en los mejores tiempos de las bandas fascistas: Una observadora perteneciente al colectivo universitario Alma Mater de nombre Nicola Mótola y activista bolivariana, fue perseguida por cuatro sujetos que iban a bordo de una burbuja color dorado, quienes la interceptaron en la Urbanización El Trigal y luego le patearon su automóvil, bajo amenazas de que no circulara por esa zona.

El cantor falconiano Tilo Clara ha estado alentando a los testigos y observadores revolucionarios con canciones de Alí Primera en recorridos que ha hecho por los centros de acopio de firmas del sur de Valencia. Clara, quien fue compañero del cantor del pueblo venezolano, aparece con él en una foto de aporrea.org, ha dejado escuchar canciones como "La Soga", "Tin Marín", "Lucerito" y de su propia cosecha, como "Orinoco", por ejemplo. "Bueno", nos dijo, "Así como los gringos iban a los campos de guerra con sus artistas, hoy nos toca a nosotros los cantores populares, animar a nuestros camaradas bolivarianos con la canción mensaje".

En conversación telefónica con el dirigente agrario nacional del MVR, Braulio Álvarez, se nos informó acerca de un incidente ocurrido en la población de Veroes, Estado Yaracuy; allí la Policía del gobernador Eduardo Lappi disparó contra Domingo Moyetones, quien resultó herido en una pierna y castigó salvajemente a peinillazos a otro ciudadano de nombre Máximo Aguilar, hermano del alcalde veroense Santos Aguilar.

"El desespero los está llevando a cometer desafueros". "Lo que pasa es que se sienten derrotados, eso es todo", nos terminó diciendo Álvarez.

Hay quejas en los sectores progresistas acerca de la dotación de alimentos, "la logística estado fallando", nos dicen. Además, "hacen falta vehículos y tarjetas para los teléfonos que aseguren un mejor trabajo". "Nadie tiene saldo en sus celulares", nos comenta una militante de la Liga Socialista en Naguanagua.

Para la última jornada de este lunes se esperan movilizaciones de ambos sectores por las calles y avenidas de Valencia y demás poblaciones carabobeñas. Unos dirán que ya tienen las firmas y otros que la misión imposible cristalizará.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres